Recientemente hemos conocido el programa Abrapalabra para trabajar la comprensión lectora en primaria y queremos compartir con vosotros las ventajas e inconvenientes que hemos observado. Partiendo de que nos parece un material muy recomendable.

Entre los aspectos positivos destaca que incorpora un sistema de Gamificación por pegatinas. Cada vez que terminan una lección pueden colocar su pegatina y de ese modo superar los diferentes retos.

Otra cosa que nos ha gustado mucho es que incluye textos de todo tipo, con propuestas muy divertidas. Desde trucos de magia a recetas, cómics, infografías sobre animales curiosos o cuentos. Por tanto, no solo trabaja el texto narrativo, también se trabaja el texto expositivo y los textos discontinuos como se hace, por ejemplo, en PISA o en el test de comprensión lectora ECOMPLEC.

Visualmente es un material muy atractivo. Dos personajes aparecen a lo largo del programa para empatizar con los niños y niñas, animándolos, planteándoles cuestiones, aportando consejos, etc.

Por lo general, cada lección consta de una lectura a partir de la cual se plantean diversas actividades, aunque las tareas propuestas también son uno de sus puntos fuertes. No se limitan a proponer preguntas literales e inferenciales, también desarrollan el pensamiento crítico, la autoevaluación, la capacidad de síntesis, la activación de conocimientos previos, la relación entre conceptos e ideas, etc.

Otro detalle a valorar es que fomenta el desarrollo de la expresión escrita guiada. Además de responder por escrito algunas preguntas, en muchas lecciones el escolar tiene que plantear su propio experimento, describir un truco de magia con pautas, redactar una historieta tras crear un borrador previo, escribir una carta conociendo sus partes, etc.

Los cuadernillos también incluyen tres actividades para evaluar la comprensión lectora al final de cada trimestre. Estas actividades consisten en tres lecturas con preguntas de elección múltiple que, aunque no están baremadas, nos permiten comparar el nivel alcanzado entre el grupo de escolares del aula.

Estos aspectos serían lo más destacables, los cuales tienen como base una adecuada fundamentación teórica. Juan Cruz Ripoll ha sido uno de los asesores de contenidos.

Como aspectos negativos no podemos decir mucho. Por destacar algo, indicar que las lecturas para las evaluaciones trimestrales no se incluyen en el cuaderno de trabajo del alumno, que  las fuentes de algunos textos no son muy apropiadas para escolares con dislexia o con dificultades en lectura y que para sacarle el máximo provecho al material es importante que un adulto trabaje siempre junto al niño.

El material consta de 6 libros, uno para cada curso de primaria. Y, en cada nivel, se incluye el cuadernillo de trabajo para el alumno más el libro del profesor.

Podéis adquirir los materiales pinchando aquí.

 

Además, en su web podéis encontrar más información sobre el programa Abrapalabra de VOCA Editorial.

https://www.vocaeditorial.com/abrapalabra/