ENSEÑANZA DE LAS ESTRATEGIAS DE COMPRENSIÓN LECTORA.


4º Causa de las dificultades de Comprensión lectora:ESCASEZ DE CONOCIMIENTOS PREVIOS.

Los conocimientos previos de una persona son el número de conceptos que tiene almacenados en la memoria y las asociaciones que ha creado entre ellos.

Por ello, al leer una palabra, esta se activa en la memoria, siempre que su concepto está almacenado, y esa activación se extiende automáticamente a otros conceptos relacionados o asociados, lo que nos permite hacer inferencias y obtener información que no está implícita en el texto.

La activación de esas asociaciones se debe realizar teniendo en cuenta el contexto donde aparece la palabra activada, lo que conseguirá que se active la asociación más adecuada.
La activación adecuada de conocimientos previos es esencial para afianzar los nuevos aprendizajes por lo que los lectores con más conocimientos previos sobre un tema son capaces de recordar más información del texto leído y, por ello, responden correctamente a las preguntas de comprensión.

Según Rumelhart (1980), la comprensión puede fallar por tres causas distintas relacionadas con los conocimientos previos del lector:
Ejemplo: Si el lector leyera: ” Gracias por haberme invitado. El momento de la graduación fue muy emotivo, y la cena de después muy divertida, aunque se me olvidó darte la enhorabuena.”

La falta de conocimientos previos hubiese podido provocar:

- Que el lector no conozca los conceptos apropiados. (Que no sepa que es una graduación).
- Que las señales del texto sean insuficientes para activar los conceptos que posee el lector. ( Que el texto no dé suficientes detalles sobre el ritual de la fiesta).
Que el lector interprete la información de una manera distinta a como la entendió el autor. (Qué el lector piense que el texto está hablando del derroche que hay en este tipo de eventos porque hay cenas muy abundantes).

 

Implicaciones  educativas

Para activar el conocimiento previo sobre un tema y dar sentido a la lectura de un texto, principalmente en niños con dificultades lectoras y en disléxicos. Podemos llevar a cabo varias actividades previas a la lectura del texto.

-  Poner un título que active los conocimientos sobre lo que se va a leer.

- Darle al lector una perspectiva para que lea el texto, una función o unas instrucciones.

Por ejemplo: si es un texto sobre los animales exóticos, le podemos pedir que imagine que tiene una tienda de animales exóticos y que va a decidir cuáles son los que le gustarían más a sus compradores o que es miembro de un grupo de protección de los animales exóticos y que tiene que valorar cuales están más amenazados.

- Analizar los conceptos más relevantes y vocabulario previamente a la lectura.

- Utilizar organizadores previos de la información, explicar la estructura del texto que se va a leer.

- Provocar un diálogo sobre el tema, hacer preguntas, valoraciones y predicciones sobre lo que creen que van a leer.

- Hacer inferencias para activar la asociación adecuada de las palabras a través de los conocimientos almacenados en la memoria.

Por ejemplo: para trabajar las inferencias podríamos darle al niño lecturas, breves y hacerle algunas preguntas no literales.

Lectura: ” Gracias por haberme invitado. El momento de la graduación fue muy emotivo, y la cena de después muy divertida, aunque se me olvidó darte la enhorabuena.”

Preguntas inferenciales:
– ¿Cuál fue el motivo de celebrar esa cena?
– ¿Quién narra los hechos?
– ¿Por qué le debía dar la enhorabuena?

Volver a el artículo principal sobre las causas de las dificultades en la Comprensión Lectora.