INTERVENCIÓN EN LAS DIFICULTADES DE COMPOSICIÓN ESCRITA O REDACCIÓN DE TEXTOS

 

El objetivo principal que debemos lograr para mejorar las habilidades de redacción es que el alumno/a conozca las estrategias básicas que tiene que llevar a cabo, sepa aplicarlas y regule su propia actividad. Por tanto, lo primero que tenemos que hacer es explicar al niño, de forma directa, cuáles son las estrategias o fases que debemos seguir para elaborar un texto, dándole el modelado correcto y retirando las ayudas progresivamente.

Según Graham y Harris, (1989), los pasos a seguir para la enseñanza de cada una de las estrategias implicadas en la composición escrita serían:
- Asegurarse de que el alumno/a está capacitado para adquirir tal estrategia.

- Tener un diálogo con el alumno/a en el que se discuta cuáles son los objetivos y los beneficios que se quieren conseguir con el entrenamiento de esa estrategia.

- Describir explícitamente la tarea, desde cómo se utiliza, cuáles son los pasos a seguir, por qué se utiliza y para qué sirve.

- El profesor/a aporta un ejemplo o modelado de la utilización de esa estrategia explicando cada instrucción y procedimiento y después pide al alumno/a que exprese con sus propias palabras lo que el profesor/a ha realizado.

- El alumno/a memoriza todos los pasos e instrucciones que hay que llevar a cabo para realizar la estrategia con la ayuda de “Fichas para pensar”.

- Se realiza una actividad conjunta en la que el alumno/a pone en práctica la estrategia mientras que el profesor/a le va dando instrucciones, autorregulando el proceso y dándole información sobre los resultados que va consiguiendo.

- El alumno/a pone en práctica la estrategia sin ayuda del profesor pero, si es necesario, con el apoyo de tarjetas que contengan las estrategias o las instrucciones.

- Por último, para lograr la generalización, el alumno debe poner en práctica la estrategia en otras tareas y situaciones sin ayuda del profesor/a, el cual, al final, comenta los resultados de su actividad.

- Prestar menos atención a los aspectos más superficiales del texto, (ortografía, grafía, presentación…) y poner el énfasis en cómo y qué conocimientos transmitir y en la estructuración, ya que los niños/as con DAE tienden a elaborar textos siguiendo la estrategia de ir añadiendo oraciones sin conexión, “listado de conocimientos” y no tienen en cuenta las estrategias de planificación, algo que se suele fomentar desde el colegio.

Actividades que se pueden realizar para poner en marcha diverso tipo de estrategias de distinto nivel de complejidad:
Producción de frases
– Construir frases más complejas a partir de frases simples facilitando nexos o ayudas o sin ellas.
– Ordenar palabras dadas para formar oraciones.
– Unir partes de oraciones separadas o completar frases en las que se ha suprimido una parte.

Producción de textos.
Actividades para mejorar una estrategia o proceso concreto:
- Mejorar la estrategia de planificación fomentando la generación de ideas sobre el tema a tratar con la ayuda de tarjetas que inicien frases como: Pienso que…, Por ejemplo…, Aún cuando…, Una razón… y una segunda razón…, Además…, Pero no todos…, etc.

- Trabajar las estrategias de planificación para escribir un suceso personal respondiendo previamente a una serie de preguntas.

- Mejorar las estrategias de edición y revisión realizando actividades de corrección de la ortografía de textos, de mejora de la apariencia del texto, búsqueda de redundancias, de lagunas o de incoherencias en textos.

 

Programas para la mejora de la composición escrita

 

Programas de instrucción en estrategias cognitivas de escritura

Los programas de instrucción en estrategias cognitivas de escritura se basan en dar a conocer al alumnado las estrategias que se llevan a cabo durante el proceso interactivo de componer un texto, además de seguir principios como la motivación hacia la tarea, la funcionalidad de escribir, el trabajo cooperativo, la utilización de “fichas para pensar”, la utilización de un acrónimo para recordar los diferentes pasos a llevar a cabo y el análisis de las estructuras de los distintos tipos de textos.

El programa consiste en pedirles a los alumnos diariamente que escriban sobre un tema seleccionado por ellos mismos siguiendo los siguientes pasos:

1º-

Se analiza la estructura de un determinado tipo de texto, (narrativo, descriptivo, expositivo) y de las estrategias que hay que seguir para su elaboración a través de ejemplos. El profesor otorga a los alumnos diversos textos de diferente dificultad, empiezan leyendo los más simples. Mientras se lee el texto en voz alta, el profesor va haciendo preguntas, como por ejemplo; ¿Qué tipo de texto es?, ¿Por qué lo sabéis?, ¿Qué estructura sigue o qué partes tiene?, ¿Cuál es el motivo del texto?, ¿Cuál era el objetivo del autor?, ¿A quién va dirigido?, ¿Cuál es el tema principal?…

2º-

El profesor da a cada alumno una “ficha para pensar” para que los alumnos generen ideas. Estas fichas les guiarán para acotar el tema sobre el que desean escribir. (Personajes, lugares, temas…)

3º-

Se introduce una “ficha para pensar” dirigida a guiar la organización con diversas preguntas según el tipo de texo; ¿Qué estructura tiene que seguir este texto?, ¿Qué es lo que voy a explicar?, ¿En qué orden ocurren las cosas?, etc. El tener estas cuestiones escritas les facilitará su recuerdo, permitiéndoles emplear mayor cantidad de recursos cognitivos en otros aspectos.
Ejemplo de “ficha para pensar”:

4º-

Una vez que han rellenado las “fichas para pensar”, utilizarán ese boceto para escribir su propio texto.

5º-

En ese momento se les dan las fichas de ayuda para la elaboración del texto en las que aparecen de forma esquemática y visual información sobre la estructura del tipo de texto que estén redactando.

6º-

Los alumnos reciben la ficha para la revisión que plantea cuestiones sobre la claridad de las ideas y de los ejemplo, sobre el orden e interés de las ideas y sobre dónde y cómo introducir cambios. Entonces los niños releen su texto para detectar errores y se intercambian los textos para sugerir mejoras en los textos de sus compañeros.

7º-

Los alumnos dialogan y revisan sus sugerencias, corrigen lo que sea necesario y publican el texto final el cual tendrá una función específica como publicarlo en una revista de clase, en un periódico escolar, en un libro personal…

Para ir eliminando sucesivamente las diferentes ayudas, la versión inglesa utiliza el acrónimo “Power” que permite el fácil recuerdo de las estrategias a seguir; (Planificar, Organizar, Escribir, Editar y Revisar).
 
Programa de facilitación procedimental

El objetivo del Programa de facilitación procedimental de Bereiter, Scardamalia et al., es que los alumnos/as consigan autorregular su propia actividad de redacción.

El programa se basa en ir proporcionando indicaciones mediante tarjetas mientras el alumno/a ejecuta la tarea y en que el alumno/a exteriorice y comparta con sus compañeros/as las estrategias que ha seguido. Estas ayudas o sugerencias se dan en todas las fases del proceso de composición para que los niños/as aprendan y automaticen las estrategias cognitivas y metacognitivas que tienen que poner en marcha para mejorar su composición escrita.

Los pasos del programa serían:

 

Basándonos en las ideas de Flower, Hayes, Bereiter, y Scardamalia, proponemos la siguiente secuencia de actividades para mejorar la composición escrita:
1º En primer lugar le damos al niño/a una ficha de planificación que deberá rellenar:

2º Una vez que ha rellenado la ficha le pedimos que narre oralmente la historia que va a redactar ante sus compañeros siguiendo las indicaciones que ha anotado en la ficha. Estos pueden comentarle algunas sugerencias sobre las lagunas que hay en su narración, sobre la falta de orden en las ideas o sobre cualquier característica que se pueda mejorar.

3º Después se pide a cada niño/a que lleve a cabo su redacción (borrador), teniendo en cuenta las anotaciones de la ficha de planificación y las sugerencias que se han propuesto.

4º Una vez que ha hecho la redacción se le dan una serie de tarjetas de ayuda que le lleven a mejorar, ampliar o corregir el texto escrito. (Habrá que adaptarlas a diferentes edades y capacidades)
Tarjetas para este paso:

5º Por último se le pide que lea la redacción, (final), detenidamente y se le dan las tarjetas de evaluación para que haga la última revisión del texto. Cuando considere que la redacción está terminada le ofreceremos que la lea en voz alta para sus compañeros adecuando la entonación. Las sugerencias se deben adaptar a las características de cada caso particular.
Tarjetas para este paso:

Es importante tener en cuenta la motivación y la funcionalidad de las actividades, ya que se ha demostrado que aunque se enseñen explícitamente las estrategias, si el alumno/a no está motivado a mejorar su expresión escrita y no las pone en práctica conscientemente, la eficacia de estos programas disminuye considerablemente.