MÉTODO ALTERNATIVO PARA MEJORAR LA ORTOGRAFÍA EN DISLEXIA

 

Sigue el programa de mejora de la ortografía que te proponemos, para lo cual debes leer primero las instrucciones básicas para comenzar a trabajar la ortografía en dislexia, ya que es necesario conocer el origen del problema y la intención de la intervención si quieres realizar adecuadamente los ejercicios que te proponemos a continuación.

Trabajo sistemático de la ortografía arbitraria:

Trabajamos sólo una determinada regla de ortografía, por ejemplo (b/v), durante varias semanas.

Leemos, comprendemos y aplicamos las reglas de ortografía más importantes o generalizables del grafema “b”.

Leemos, comprendemos y aplicamos las reglas de ortografía más importantes o generalizables del grafema “v”.

El niño/a debe llevar a cabo un proceso de aprendizaje activo, debe explicarnos porque tal o cual palabra se escribe con b/v, ponernos ejercicios o responder a nuestras preguntas.

Trabajamos o aplicamos estas reglas de ortografía de diferentes maneras:

- Buscamos en un texto palabras que cumplan las reglas de ortografía que estamos trabajando.

- Hacemos tarjetas con las reglas de ortografía y otras con ejemplos de palabras que cumplen dichas reglas para jugar al Memory, para emparejar o para hacer cualquier actividad que se nos ocurra.

Escribimos una lista de palabras o ejemplos que cumplan una determinada regla de ortografía. (Una lista por cada regla de ortografía).

 – Utilizamos esas listas para jugar a ver quién adivina la regla de ortografía que cumple cada una. (Para ello las listas de palabras no deben incluir la norma a la que corresponden).

- Inventamos una historia oral que vaya incluyendo todas las palabras de una lista concreta, también podemos hacer una redacción escrita con alguna lista.

- Realizamos juegos como, por ejemplo, definir las palabras de la lista a otra persona para que adivine de ¿Qué se trata?, hacer trabalenguas con ellas, inventar adivinanzas, deletrearlas, jugar a ver quién memoriza más palabras con otra persona, etc.

- Utilizamos las listas para trabajar la Velocidad Lectora, para ello las debe leer el niño/a cronometrando el tiempo, después la lee el adulto mientras le cronometra el niño y por último las vuelve a leer el niño/a para ver si supera la primera marca de tiempo, mientras más veces se repita su lectura mejor. (Este tipo de actividades les suelen motivar, ya que tengamos en cuenta que al leerlas varias veces su velocidad lectora será mayor y se sentirán competentes cuando vean que el tiempo que han tardado no difiere demasiado del que ha tardado una persona que ellos consideran “buen lector”).

Después nos autoevaluamos con las listas para completar con b/v impresas y nos corregimos nosotros mismos los errores anotando el número de errores y la fecha y trabajando las palabras con fallo con alguna de las actividades siguientes.
Esas mismas listas las podemos volver a realizar 2 o 3 semanas después para comprobar si tenemos más o menos errores.

Por último podemos practicar la ortografía de la b/v en Internet para lo cual aquí encontrarás numerosos enlaces de actividades interactivas de ortografía.

 

Actividades que podemos realizar con las palabras frecuentes en las que cometamos errores recurrentes.

- Tener nuestra propia libreta de ortografía visual en la que vayamos anotando palabras frecuentes en las que tenemos normalmente errores.
Para anotarlas tendríamos que hacer un dibujo con la palabra en cuestión en el que remarquemos la letra confusa. Cada vez que hagamos un dictado podemos pasar a nuestra libreta las palabras habituales en las que el niño/a considere que siempre duda de su ortografía.
¡NOS AYUDA MÁS HACER UN DIBUJO CON LA PALABRA O INVENTAR ALGO QUE NOS AYUDE A RECORDAR SU ORTOGRAFÍA QUE COPIARLA 10 VECES!

- En nuestra libreta o carpeta de ortografía podemos hacer una tabla para anotar los errores más frecuentes en dictados o redacciones y cada vez que lo encontremos hacemos una señal, esto nos puede ayudar a saber cuales son las palabras que escribimos mal con más frecuencia, por lo que recordaremos su ortografía.

 

Más técnicas que nos pueden ayudar a memorizar la ortografía correcta de determinadas palabras.

– Cuando haya palabras muy frecuentes como “había, era u hombre” que escribamos mal, además de hacerle su dibujo en nuestra libreta y anotarla en la tabla de errores frecuentes, podemos hacer varias cosas para recordar esa palabra: Deletrearla con los ojos cerrados intentando visualizarla mentalmente, crearla con plastilina u otro material moldeable, asociarle un gesto, sonido, imagen o cualquier cosa que represente su ortografía,  etc.

Escribir esa palabra en grande y seguirla con el dedo, decirla en voz alta y cerrar después los ojos para imaginar su forma hasta visualizarla mentalmente, igual que podríamos imaginarnos “Un elefante amarillo”, pues podemos intentar imaginarnos la palabra “iba”.

Ser conscientes de cada error, analizarlo y ver si lo podemos explicar con alguna regla ortográfica.

 

Ejercicios que nos pueden venir muy bien para trabajar la ortografía arbitraria:

– Trabajar con las cartas de ortografía visual creadas por nosotros o las de (YALDE), jugar a las parejas, hacer redacciones o cualquier tipo de actividad con ellas.

Buscar en un texto todas las palabras con ortografía dudosa, subrayarlas, intentar visualizarlas mentalmente, deletrearlas primero al revés y después desde el principio sin tenerlas delante físicamente, sólo observando su imagen mental, y tras esto pedirle a alguien que nos haga ese dictado, el cual luego corregiremos ayudándonos del texto original.

– Pedirle a alguien que nos escriba un texto breve o algunas frases con errores ortográficos de los que estemos trabajando en ese momento e intentar corregírselo sin ayuda.

– Pedirles a quienes nos corrijan los dictados, copiados, deberes o redacciones que no nos tachen las faltas, sino que nos pongan al lado de cada renglón el nº de errores que hay para que nosotros intentemos descubrirlos. (Qué nos separen los errores por nº de tildes y nº de otras faltas).


Para saber si estamos avanzando cada dos o tres meses podemos escribir una redacción libre de unas 20 líneas para autoevaluarnos, para lo cual tenemos que utilizar la ecuación:

Nº de errores X 100 partido por número de palabras de tu redacción. Anota los datos en una tabla de tu carpeta de ortografía.

 

Es recomendable realizar estos ejercicios o actividades de ortografía arbitraria una vez que el niño/a tenga clara la ortografía natural y las normas de ortografía invariante, sino es así, debemos realizar primero los ejercicios propuestos para trabajar este tipo de ortografía.

No todos los ejercicios están indicados para todos los niños/as, por lo que el adulto tiene que valorar que tipo de tareas son más beneficiosas para cada niño/a, le motivan o gustan más, utilizan sus puntos fuertes o buenas habilidades, son propicias para su edad, etc..

MÁS EJERCICIOS PRÁCTICOS DE ORTOGRAFÍA