EJERCICIOS PARA APRENDER LAS NORMAS DE ORTOGRAFÍA INVARIANTE DEL ESPAÑOL

 

Las “normas de ortografía invariable” corresponden a cuestiones ortográficas que siempre siguen las mismas normas de aplicación, por ello nuestro objetivo será conocerlas, diferenciarlas y comprenderlas detalladamente para, después, poder aplicarlas y automatizarlas.

Siempre que empecemos a trabajar la ortografía de manera sistemática con cualquier niño/a, primero tenemos que cerciorarnos de si comote o no errores en este tipo de ortografía invariable y si es así, antes de pasar a trabajar la ortografía arbitraria, deberíamos afianzar este tipo de ortografía mediante los ejercicios propuestos.

Qué hacer para trabajar y afianzar las normas de ortografía invariable:

Tenemos que tener claras cuáles son las normas de ortografía invariable del español, al igual que cuando empecemos a trabajar la ortografía arbitraria, lo primero es clasificar y conocer las características de la ortografía. Si en la ortografía arbitraria sólo tenemos que tener en cuenta 5 variantes, (uso de la h, b/v, g/j, ll/y y x/s), en la orografía invariantes tenemos que tener en cuenta 10 variantes, (r/rr, m/n, c/qu, z/c, g/gu, güe/güi, -z/-d, Mayúsculas, Acentuación y Signos de Puntuación).

Dedicamos a una norma de ortografía invariante el tiempo necesario para su comprensión, práctica y asimilación. Por ejemplo, si empezamos con la norma r/rr, le dedicaremos todo el tiempo necesario hasta su afianzamiento y haremos todos los ejercicios que se comentan a continuación con palabras que incluyan dicha norma.

Escribimos la norma en un folio, que incluiremos en nuestra libreta o carpeta personal de ortografía. Asociamos diferente color a cada posibilidad y entendemos por qué unas veces va una sola “r” y otras veces van dos “rr”. Siempre tenderemos a simplificar las explicaciones, en este caso, “Sólo van dos rr cuando el sonido es fuerte y va entre vocales”.

Hacemos listas de palabras clasificadas por cada posibilidad, por ejemplo con la norma de r/rr, podríamos hacer una lista con palabras que lleven dos “r” y una lista con palabras que lleven una “r”. (La clasificación la realizamos en función de los errores del niño/a, es decir, como creamos que a él/ella le va a resultar más útil).

Con estas listas de palabras podemos hacer numerosas actividades:
– Juegos de rastreo visual, “a ver quién encuentra antes la palabra puerta” o cada uno le dice al otro la palabra que tiene que encontrar, (sin ayuda del dedo),  y tras la señal  de comienzo intentan ser los primeros en encontrar su palabra.

- Juegos de lectura cronometrada para superara la marca inicial o la marca de otra persona a la que le cronometremos además de mejorar la  Velocidad Lectora. Es recomendable realizar, varias veces, la lectura cronometrada de las mismas listas. (Esta actividad les suele gustar a los niños/as disléxicos porque ven como tras leer dos veces la misma lista su velocidad es mayor y cuando se comparan con un “lector experto” no difieren tanto de su marca, lo que les da confianza y les motiva).

Utilizamos las palabras de una determinada lista para inventar una historia, primero siempre lo haremos oral y después podemos hacerla escrita.

Le pedimos a alguien que nos haga un dictado de palabras o de texto con las palabras que estamos trabajando. Para corregirlo, le pedimos que no nos tachen las faltas, sino que nos pongan al lado de cada renglón el número de errores que hay diferenciando entre tildes, faltas de ortografía y faltas relacionadas con la norma que estamos trabajando.

Buscamos palabras en un texto que cumplan la norma de ortografía que estamos trabajando y rodeamos de un color las que llevan dos “rr” y de otro las que llevan una “r”, para ello utilizamos los colores que le asociamos al principio a cada posibilidad.

Pedimos a alguien que nos escriba un texto breve con errores relacionados con la norma que estamos trabajando y nosotros tenemos que identificarlos o descubrirlos.

Utilizamos los ejercicios de completar para autoevaluarnos. Realizamos la ficha una vez y, en 2 o 3 semanas volvemos a completar la misma ficha para comparar los resultados. En ambas ocasiones tenemos que ser nosotros mismos quién corrijamos nuestra ficha, aunque después pasaremos la hoja a un adulto para asegurarnos de que lo hemos hecho bien.

10º

Podemos utilizar aplicaciones ortográficas interactivas para practicar la norma que hemos estado trabajando durante los ejercicios anteriores.

 

Una vez que consideremos que esta norma está afianzada y comprendida, pasaremos a comenzar el mismo proceso pero con otra norma distinta.

MÁS EJERCICIOS PRÁCTICOS DE ORTOGRAFÍA y fichas de ejercicios  descargables.