Educación versus Dislexia : Un gran paso para eliminar esta dicotomía.

 

Un equipo de profesionales en dislexia, con la colaboración de  DISFAM, la asociación dislexia y familia, y de la UIB, Universidad de les Illes Balears,  ha creado un conjunto de protocolos de detección y actuación de la dislexia para el profesorado, adaptados a los diferentes niveles educativos.

En estos protocolos se recoge, en primer lugar, una breve introducción teórica sobre la dislexia, su definición, etiología, prevalencia y consecuencias e implicaciones relacionadas con el entorno educativo.

Después aparece un protocolo de detección, muy completo y actualizado, que el docente debería pasar a todos aquellos alumnos/as  que muestren algún tipo de dificultades de aprendizaje en la lectura y/o escritura, (Dislexia), con el fin de poder detectar riesgo de dislexia y derivar al alumno/a al Departamento de Orientación  para que realicen una evaluación individual más exhaustiva.

Estos protocolos consisten en unos cuestionarios fáciles de aplicar por el profesor/a que contienen una serie de cuestiones sencillamente observables, clasificadas en 7 áreas; Comprensión y expresión oral, Lectura y Escritura, Matemáticas y Comprensión del Tiempo, Aspectos Cognitivos: memoria, atención, concentración, percepción, orientación y secuenciación, Salud y Personalidad y Organización Personal.

Justifican las necesidad de  llevar a cabo  una metodología de enseñanza basada en la Atención a la Diversidad, que consista en un proceso activo donde la información se trasmita por varios canales sensoriales de manera simultánea, ya que la metodología multisensorial no sólo beneficia a los alumnos/as disléxicos sino al conjunto de alumnado.

Para facilitar este objetivo aportan unas pautas a seguir, tanto en el alula como en el centro educativo y en la familia, con el fin de que la dislexia sea comprendida por todo el entorno del niño/a y por él mismo, aspecto fundamental para fomentar el trabajo conjunto de todos los agentes que intervienen en su desarrollo.

Incluyen también  pautas y estrategias para optimizar el proceso de aprendizaje, diferenciando entre pautas generales para la aplicación de los docentes y estrategias específicas para la enseñanza de diferentes materias; Lengua Castellana, Lenguas Cooficiales y Lenguas Extranjeras, así  como estrategias para el aprendizaje de las técnicas de estudio y pautas específicas de evaluación del alumnado con dislexia.

Este conjunto de pautas y estrategias, además de ser muy completas y fáciles de aplicar, ayudan significativamente al alumnado con dificultades, además de contribuir al desarrollo académico y personal de los demás alumnos/as, por lo que los docentes deberían adoptarlas para permitir que existiera “un antes y un después”  en la educación para la diversidad.

Estos protocolos también incluyen una serie de Adaptaciones generales que sería muy importante tener en cuenta para la realización de Adaptaciones Curriculares Individualizadas No Significativas, especialmente, con alumnado disléxico.

Y por último, comparten una amplia bibliografía actualizada sobre materiales y recursos muy prácticos en dislexia, varias webs educativas, las webs de las principales asociaciones nacionales federadas de dislexia y la de algunas asociaciones internacionales de gran prestigio.

Por tanto, los protocolos de detección y actuación en dislexia, (PRODISLEX), son una magnifica y práctica herramienta para acabar con la incomprensión y el sufrimiento que soportan día a día tanto los niños y niñas disléxicos como sus familias. Por ello incitamos a  que todos los padres, madres y otros familiares de niños/as disléxicos, así como el conjunto de profesionales, (docentes, pedagogos, logopedas, psicólogos…) que tengan relación con niños y niñas disléxicos, exijan la implantación obligatoria en todos los centros educativos de estos protocolos, ya que los docentes, que en ocasiones se quejan de no tener herramientas y/o información, podrían mejorar su labor educativa con todo su alumnado y en especial con el alumnado con DA.



Por ello, tanto si eres familiar como si eres un buen profesional, haz que estos protocolos lleguen a todos los colegios, a todos los docentes, a todos los padres y madres de niños/as disléxicos, porque, simplemente aplicando estos protocolos de detección y teniendo en cuenta las pautas metodológicas de enseñanza que aportan, la triste realidad actual de los niños/as disléxicos puede cambiar drásticamente.

Muchas gracias a Esther Gómez, Araceli Salas, Helena Alvarado, M. Ángels Damians, Neus Martorell y a Sara Sancho, así como a todos los colaboradores, en especial a Disfam y a la UIB, por el maravilloso trabajo que habéis realizado.

Desde Ladislexia.net hemos iniciado una campaña de recogida de firmas para exigirle a la Presidencia del Consejo Escolar del Estado que valore la utilización de estos protocolos en las aulas de nuestros centros educativos, por lo que tu firma puede ser un paso adelante para lograr una adecuada actuación educativa ante las Dificultades de Aprendizaje que respete y fomente la igualdad de oportunidades para todos los niños y niñas.

“Tanto los padres y madres de niños/as disléxicos como los profesionales que conocemos de cerca esta problemática, exigimos la implantación y cumplimiento obligatorio en todas las aulas de los centros educativos Españoles, de los Protocolos de Detección y Actuación en Dislexia, (PRODISLEX), realizados, en Noviembre de 2010, por un grupo de profesionales en dislexia con la colaboración de DISFAM y de la UIB, así como su adhesión a la Ley Orgánica de Educación vigente que  regula nuestro Sistema Educativo.”